Crónicas

Hermanos en la superficie del silencio

El fotógrafo Adrián Álvarez y su hermano, el músico Marcelo Álvarez, se adentraron en el corazón de la Patagonia para extraer el sonido y la luz de la Meseta de Somuncurá, en Río Negro. De allí surgió una producción a la que se sumó el poeta Santiago Iturbe y a la que denominaron “poema sinfónico”.

“La primera vez que oí hablar de la Meseta de Somuncurá fue a través de mi hermano Adrián, fotógrafo, quién había realizado un trabajo por encargo en la localidad de El Caín, paraje situado a unos 400 km. de General Roca (Río Negro) ciudad en la que residimos”, recuerda el músico patagónico Marcelo Álvarez quien integró durante 10 años la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Cuyo, la Orquesta de Cámara de Río Negro; y actualmente es flauta solista de la Orquesta Sinfónica del Neuquén con la cual estrenó su obra Suite Americana para flauta y cuerdas.

“Las fotografías que yo observaba eran de un lugar mágico, bello, extenso, único, virgen. Esas imágenes me demandaban algo más que solo observarlas, debía conocer ese lugar, empaparme de él, contactar con su gente”, explica Marcelo, quien en 2015 resultara ganador del Premio Bienal Federal para instrumentos de viento, organizado por el CFI.

Esa necesidad dio origen al proyecto que tiene como fecha de fundación el 29 de octubre de 2014. Ese día los hermanos consiguieron una cabaña en El Caín y emprendieron el viaje; junto al poeta Santiago Iturbe. 

“Estuvimos tres días conviviendo con algunos habitantes que nos recibieron muy bien. Entre ellos, la jueza de paz, Teresa Michelena; Amelia, quién hacía las veces de ama de llaves y cocinera; Jorge, nuestro chofer; y por supuesto don Antonio Yanca, quién nos recibió en su humilde vivienda para darnos charla y compartir alguna historia”.

En ese viaje, los hermanos estuvieron trazando caminos de encuentros en Somuncurá. Mientras uno tomaba fotos, el otro recorría el paisaje. “Pudimos andar bastante, tomar fotografías, llenarnos de silencio y paisajes increíbles. Toda esta experiencia junto a los lugareños daba inicio a los primeros compases del poema sinfónico Somuncurá”.


Piedra que habla

La meseta de Somuncurá es una altiplanicie basáltica producto de la actividad volcánica que tuvo lugar hace más de dos millones de años. Con una extensión de 25.000 km2, está situada en el centro-sur de la Provincia de Río Negro y el centro-norte de Chubut. Una de las particularidades de esta altiplanicie es que en la superficie todavía se aprecian las bocas de los volcanes que arrojaron su lava hace miles de años y elevaron la meseta unos 700 metros por encima del resto del territorio. Su nombre proviene del vocablo araucano zungunkura que significa ¨piedra que suena o que habla¨. Actualmente se trata de un área natural protegida para la Provincia de Río Negro (creada por decreto provincial N° 356/1986) con el objetivo de conservar el patrimonio arqueológico y de sus especies endémicas de flora y fauna. Pero, además, es el segundo reservorio de agua de la Patagonia.

Al ser un territorio inmenso y virgen, no es fácil adentrarse sin la ayuda de algún lugareño baqueano y vehículos apropiados. 

“No podíamos quedarnos con esa única visita – explica Marcelo Álvarez-, por eso organizamos un segundo viaje, pero esta vez a Ramos Mexía, otro de los ingresos posibles a la Meseta. Llegamos el 29 de noviembre, justo el día que se conmemoraban su 132 aniversario, así que ligamos fiesta popular en el pueblo. Paramos en un campo cercano, propiedad de don Enrique, quién había sido juez de paz, un personaje muy amable y dispuesto a darnos una mano en todo lo que hiciera falta. Por supuesto no faltó el mate y la charla llena de datos que aportaban mucho al proyecto”.

El músico y su hermano fotógrafo trabajaron todo el 2015 sobre el proyecto de crear un Poema sinfónico. A ellos se sumó el poeta Santiago Iturbe, quien ajustó los textos que acompañarían la edición de Somuncurá, Poema Sinfónico estructurada en tres partes: Paisajes, Leyendas del Guenaken y De caballos y paisanos. 

La obra fue concebida para Orquesta Sinfónica con orquestación clásica y se estrenó el 17 de junio de 2016. El estreno contó con un video que muestra las imágenes de Adrián Álvarez y los textos de Santiago Iturbe.

Con este trabajo, Somuncurá pasó, de ser un paraje secreto, a convertirse en una obra única donde la música trae consigo un silencio milenario anclado en el corazón de la meseta patagónica.


Video introductorio al Poema Sinfónico Somuncurá para orquesta sinfónica (Composición: Marcelo Álvarez; Patagonia Argentina 2016):

]


Poema Sinfónico Somuncurá
Grabado el 17 de Junio de 2016 en el Teatro Español de la ciudad de Neuquén. Composición y Dirección: Marcelo Álvarez Orquesta Sinfónica del Neuquén (Fundación Banco Provincia del Neuquén):